Explotación silenciosa: robo de salario en Iowa (parte 3 de 5)

Industria de la limpieza (hogares, hoteles y oficinas)

En la última entrega hablamos acerca del robo de salario en la industria de la construcción y las distintas maneras en cómo los trabajadores pueden resultar despojados del fruto monetario de su trabajo. En esta parte, nos enfocaremos en el robo de salario que ocurre en la industria de la limpieza: hoteles, hogares y oficinas.

Uno de los métodos comunes de esta trampa laboral perpetuada por empresas y empleadores inescrupulosos es la clasificación indebida o “misclasificación”, la cual ya explicamos en la entrega anterior, y la cual también ocurre en la industria de la limpieza. Para repasar, la “misclasificación” es un tipo de robo de salario donde el empleador controla una gran mayoría de los aspectos laborales del empleado (horario, lugar de trabajo, herramientas, uso de uniforme, instrucciones para realizar el trabajo, entre otros) pero pretende afirmar que el empleado realmente es un “contratista independiente”.

Las empresas pueden hacer esto para evitar el pago de impuestos de nómina del empleado, abaratar costos y para lavarse las manos en caso de algún accidente en el trabajo y quitarse la responsabilidad de los gastos médicos del empleado. Aunque este método de estafa laboral se observa frecuentemente en la industria de la construcción, también es muy común en la industria de la limpieza.

¿Quiénes resultan más afectados?

Generalmente, quienes trabajan en la industria de la limpieza son mujeres, inmigrantes, jóvenes y personas sin papeles. Son ellos/ellas quienes limpian habitaciones de hoteles en un plazo de 30 minutos por cada cada habitación, ganando alrededor de $4.50 por cada cuarto de hotel. Son ellos quienes limpian los grandes pasillos, las recepciones, las oficinas, tiendas y supermercados durante varios turnos (día, tarde y noche), sacrificando incluso sus horas nocturnas para mantener estos espacios higiénicos para el público. Igualmente, son ellos quienes están trasladándose de un lado de la ciudad al otro, organizando y limpiando casas particulares, para así facilitarles la vida a las familias al brindarles una casa limpia.

Además de soportar un trabajo pesado y estresante, estos trabajadores resultan más vulnerables, pues las empresas pueden aprovecharse de su estatus migratorio, su necesidad de trabajo o su inexperiencia para explotarlos.

¿Cómo se lleva a cabo el robo de salario en esta industria?

Al igual que en otras industrias laborales, el robo de salario en la limpieza se manifiesta de diversas formas. He aquí algunas, entendiendo que éstas no son las únicas modalidades:

  • Robo de salario: el empleado cumple sus horas de trabajo y a la hora del pago, la compañía o el patrón le dice que no puede pagarle sino hasta ver su número de seguro social (pese a no haberlo pedido antes de contratarlo); o le paga con un cheque sin fondos. Puede ocurrir también que el patrón no pague las horas completas o que no pague horas extra de forma adecuada cuando el empleado ha trabajado más de 40 horas.

  • Robo de propinas: el patrón, en componenda con algún supervisor generalmente, exige a los empleados que entreguen las propinas que les han dejado los huéspedes en los cuartos de los hoteles, y no las reparte a los empleados. También puede suceder que el supervisor retire las propinas de los cuartos directamente, antes de que los empleados puedan llegar a verlas.

  • Clasificación indebida o “misclasificación”: esta es una de las modalidades de robo de salario más comunes, sobre todo si existen distintos contratistas que trabajan para alguna compañía. En esta situación, la compañía controla casi todos los aspectos del trabajo: los implementos de limpieza, el uniforme, la hora de entrada y salida, los lugares que el empleado va a limpiar, la cantidad de pago por hora, los vehículos donde se desplazan los trabajadores, mas sin embargo, la compañía le paga al empleado como si éste fuera un “contratista independiente”. Es decir, paga una suma sin haber realizado las deducciones por impuestos de nómina correspondientes y pese a controlar todos los aspectos del trabajo, el patrón diría que el empleado trabaja por su cuenta, de forma independiente y por lo tanto, sería la obligación del trabajador pagar los impuestos y responsabilizarse en caso de algún accidente.

Bajo esta “misclasificación”, cualquier daño a la propiedad, cualquier accidente y cualquier pago de impuestos depende totalmente del empleado, cuando en realidad debería ser responsabilidad de la compañía que contrató al trabajador.

Otros problemas en la industria de la limpieza

Acoso

Además del grave problema de robo de salario que impacta a los trabajadores de la limpieza, también existen otras situaciones que empeoran las condiciones de trabajo. Según la experiencia persona de quien escribe, una gran parte de la fuerza laboral en la limpieza son del sexo femenino, muchas de ellas también de origen indígena. Las trabajadoras de origen indígena también tienen que lidiar con el hecho de que no sólo no entienden el idioma inglés, sino que también el español es su segundo idioma y el modo de vida tanto en Estados Unidos, como entre la comunidad hispanohablante es muy distinto al que conocían. Esto dificulta la comunicación y la comprensión en el lugar de trabajo, lo cual también ocasiona situaciones negativas.

Al ser mujeres, las trabajadoras quedan expuestas a frecuentes propuestas indecorosas y acoso sexual de parte de compañeros de trabajo o supervisores hombres, quienes les ofrecen mejor sueldo o mejor trato a cambio de favores sexuales, las amenazan si no aceptan invitaciones a salir o sobadas indebidas, entre otras conductas indeseables.

 

 

Acuerdos o cláusulas de no-competencia

A veces por falta de conocimiento del idioma inglés o falta de educación formal, los trabajadores se ven forzados a firmar documentos que les presenta el patrón sin siquiera saber bien qué es lo que dice el documento. Como regla general, se recomienda NO firmar ningún documento que no haya leído en su totalidad ni ningún documento que no entienda.

Esto no es un consejo legal, pero cabe destacar que existe una parte de los contratos o un documento por separado que se llama la cláusula o acuerdo de “no-competencia” (NON COMPETE CLAUSE o NON COMPETE AGREEMENT y NON SOLICITATION CLAUSE o NON SOLICITATION AGREEMENT) y es común ver esto en las compañías de limpieza más pequeñas que aún buscan establecer su clientela. Hay que tener cuidado al firmar estos documentos y saber de qué se tratan, pues de lo contrario, el trabajador podría terminar con problemas legales.

La cláusula o acuerdo de “no-competencia” generalmente establece que quien firme o acepte esta condición, acuerda NO contactar, competir ni ofrecerle trabajo por cuenta propia a ninguno de los clientes de la compañía. Además de esto, la prohibición de contactar por cuenta propia a los clientes de la compañía puede durar hasta 2 años después de la fecha en que el trabajador se va de la compañía. También podría incluir que la prohibición se extienda a clientes ubicados a 50, 100 o 150 millas de la ciudad donde está la compañía.

Y ¿qué pasaría? Si el empleado firma esta cláusula y se va de la compañía para comenzar su propio negocio de limpieza, la cláusula podría prohibirle trabajar en esa industria o contactar a cualquiera de los antiguos clientes. Por ejemplo: Mirta trabajaba para la compañía Quick Cleaners limpiando casas y firmó un acuerdo de no-competencia. Mirta veía que a Quick Cleaners le pagaban $150 por casa y a ella sólo le pagaban $9.50 la hora, pese a que hacía todo el trabajo. Mirta hizo unas tarjetas con su nombre y teléfono y las dejó en algunas de las casas, para que la contactaran directamente y ella poder ganar más ingresos. Al darse cuenta de esto, Quick Cleaners despidió a Mirta y amenazaron con demandarla si seguía contactando a los antiguos clientes de Quick Cleaners, y le indicaron que según el contrato que había firmado, Mirta no podría trabajar por su cuenta en la limpieza por 2 años en el área metropolitana de la ciudad.

Las cláusulas y acuerdos de no-competencia podrían incluir otras condiciones, por lo cual es muy importante leerlas bien y no firmar nada sin saber qué dice.

¿Cómo protegerse del robo de salario en la industria de la limpieza?

  • Anota toda la información sobre la compañía donde trabajas: nombre, teléfono, dirección, nombre de los supervisores y averigua si son una compañía local o nacional.

  • Mantén un registro de las horas que has ido a trabajar. Si limpias casas, anota dónde fuiste cada día y cuántas horas trabajaste.

  • Durante la entrevista de trabajo en hoteles, pregúntales qué hacen con las propinas que dejan en las habitaciones.

  • Si te piden firmar algo, asegúrate de leerlo bien y de entenderlo. Si no lo entiendes o no lo quieres firmar, pide que te lo expliquen y diles que no quieres firmar el documento hasta haber buscado asesoría.

  • Fíjate si te están quitando impuestos de nómina en cada cheque de pago o si te están pagando la cantidad entera sin quitarte impuestos: así puedes saber si te están clasificando indebidamente.

  • Conoce a tus compañeros, pídeles su información de contacto en caso de alguna emergencia.

  • Si eres víctima de acoso sexual, documéntalo en papel y en gran detalle y denúncialo inmediatamente. Puedes acudir a alguna persona dentro de la compañía, si sientes que te escucharían, o a otras agencias sin fines de lucro como Iowa Coalition Against Sexual Assault o Latinas Unidas por un Nuevo Amanecer, entre otras.

En la próxima entrega, hablaremos sobre el robo de salario en la industria de los restaurantes. Trabajador: no te dejes abusar, conoce tus derechos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s