Explotación silenciosa: robo de salario en Iowa (Parte 1 de 5) 

Una de las razones principales que motiva a millones de personas alrededor del mundo a dejar su cultura, su idioma, su comunidad y su país atrás es la posibilidad de obtener un trabajo honrado que generará suficiente sustento para mantenerse a sí mismo y a su familia. La inmigración a escala global está impulsada por la promesa de que el trabajo duro llevará a una vida más próspera, sobretodo en Estados Unidos.

Por eso es tan indignante escuchar los testimonios desgarradores de inmigrantes que dedicaron horas de trabajo a un patrón, empresa o agencia y luego fueron estafados a la hora de recibir su pago. A esta plaga que azota a miles de trabajadores en todo Estados Unidos se le conoce como robo de salario y se manifiesta de distintas formas, causando un nefasto impacto en familias y comunidades.

Robo millonario a los más vulnerables

Según un estudio realizado por el Iowa Policy Project en 2012, se estima que cada año en Iowa, los trabajadores son despojados de $600 millones a causa del robo de salario. Este mal social se manifiesta en todo tipo de industrias, pero en Iowa los trabajadores más afectados pertenecen a tres sectores: construcción, limpieza y restaurantes.

Los patronos y compañías inescrupulosas siempre encuentran formas de explotar a los más vulnerables, aprovechándose de la ingenuidad, estatus migratorio y necesidad de trabajar de los empleados. Así, el robo de salario se desarrolla en las industrias sin que muchos estén bien conscientes de lo que realmente les está pasando.

Existen distintos factores de riesgo para ser víctima del robo de salario. Generalmente, los más afectados son los trabajadores de bajo sueldo, los trabajadores jóvenes, debido a su inexperiencia y los trabajadores inmigrantes, debido al desconocimiento de las leyes, derechos, el idioma o por su estatus migratorio. Pero esto le puede suceder a cualquier persona, por eso es esencial conocer los derechos laborales, estar pendiente de cualquier irregularidad y establecer vínculos de solidaridad entre los compañeros de trabajo. Una fuerza laboral unida es una fuerza laboral difícil de explotar.

Cómo las compañías cometen este delito

Según cada industria, el robo de salario se puede llevar a cabo de distintas formas, algunas de las cuales nombraremos brevemente y luego se explicarán con más detalles en la próxima entrega.

  • Falta de pago: el patrón simplemente no paga las horas que trabajó el empleado; a veces dando la excusa de que es porque el empleado no tiene Seguro Social ni autorización para trabajar legalmente. Las leyes del Departamento de Trabajo (DOL) amparan a los trabajadores indocumentados, justamente para prevenir su explotación y la competencia desleal entre empresas.
  • Pago menor al salario mínimo: el patrón paga un salario inferior al mínimo, afirmando que es un salario “de entrenamiento” o porque la persona no tiene papeles para trabajar u otra razón indebida.
  • Robo fraccional de salario: el patrón le pide a los empleados que lleguen o se queden unos minutos antes o después de la hora de la jornada laboral y no les paga esos minutos. Puede suceder sobre todo en empleos donde las personas tengan que prepararse o ponerse equipo especial para trabajar, como en plantas empacadoras, etc. Con el tiempo, esos minutos se van volviendo horas de trabajo que nunca son remuneradas.
  • Robo de propinas o incumplimiento de la ley en cuanto a propinas: esto es común en restaurantes. El patrón exige quedarse con un porcentaje de las propinas, o sólo paga en propinas sin pagar el salario base para los empleados que reciben propinas que es $4.35/hora en Iowa.
  • Deducciones indebidas: el patrón le quita dinero al empleado diciendo que es por cargos o cuotas por materiales, cobro de propinas en tarjetas de crédito u otras razones indebidas.
  • Falta de pago de horas extra: el patrón exige a sus empleados (con sueldo por hora) que trabajen más de 40 horas a la semana y les paga esas horas extra como si fueran horas normales. Las horas extra se deben pagar a una tasa 1.5 veces más alta del sueldo por hora normal.
  • Robo de salario indirecto a través de tarjetas de pago: el patrón utiliza tarjetas de débito como forma de pago y la compañía de las tarjetas de débito le cobra al empleado por cada transacción. También existe la posibilidad de no recibir el pago correcto y no saberlo por no tener los talones de pago en papel.
  • Clasificación laboral indebida o “Misclasificación”: es muy común en la industria de la construcción y la limpieza; es cuando el patrón controla todos los aspectos del trabajo del empleado (materiales, uniformes, horario, etc.) pero declara a los empleados como si fueran “contratistas independientes”. Así, evita pagar los impuestos de nómina y le pasa esa carga de impuestos al empleado. Es una de las formas de robo de salario más peligrosas debido a otros efectos.
  • Incumplimiento de contrato: esto sucede a pequeños y medianos contratistas independientes que hacen un trabajo y la compañía más grande decide no pagar, citando excusas sin fundamento. Como los contratistas no están amparados por las leyes laborales, generalmente deben llevar sus quejas ante un tribunal de cuantías.

El robo de salario es un problema sistémico que es parte de la naturaleza cambiante del trabajo en los Estados Unidos. En las próximas partes de esta serie, hablaremos un poco sobre cómo se manifiesta el robo de salario en distintas industrias y ofreceremos ideas para evitar ser víctima, además de cómo organizarse en caso de robo de salario.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s